Una vida, una oportunidad

Una vida, una oportunidad

Hay tantas cosas que me gustaría hacer, y tantas opciones, que quizá fuera más acertado definir antes con claridad qué es lo que quiero en cada uno de los ámbitos de mi vida.

Porque siento decirte que en esta vida no hay un momento para cada cosa, eso es lo que tú quieres creer. Sin embargo tu tiempo es limitado, más de lo que piensas. Cada segundo que inviertes y no suma, resta.

Cuando tienes un objetivo claro puedes dirigir tus esfuerzos en una dirección concreta, para que cada acción que lleves a cabo no solo tenga sentido de forma aislada, si no que además sume a algo más grande, te acerque a la vida que deseas.

El dicho reza: «Cuando no sabes a qué puerto te diriges, ningún viento te es favorable». Grábatelo a fuego. Si no ves el puerto, mejor arriar las velas hasta que desaparezca la niebla.

A veces es necesario parar y hacer introspección, auto escucha y auto análisis, y esclarecer, quitar ruido y aclarar las dudas ya presentes, o resolver nuevas incógnitas. Desde ese mismo momento las respuestas que hallemos nos harán ser más coherentes y productivos con nosotros mismos y lo que realmente deseamos en la vida.

No tengo la necesidad de convencer a nadie de nada. Pero sí la tengo de ser un fiel ejemplo de mis ideales y mis valores, donde una vida mejor es posible.

Una en la que no necesitamos aparentar nada y podemos ser nosotros mismos y expresarnos con total libertad.

Una en la que en lugar del miedo, es la ilusión la que nos mueve, y dejamos de posponer la vida con la que soñamos.

Una coherente, con la que estamos satisfechos y no necesitamos la aprobación de nadie, o las comparativas con otros.

Una vida alegre, una vida plena, una vida mejor.

Y ahora dime tú; ¿Hasta cuando vas a seguir posponiendo esa vida? ¿Cuánto tiempo vas a seguir silenciando a tu corazón? En el fondo sabes lo que quieres, tienes una proyección meridiana sobre qué es para ti sentirte realizado, sentirte feliz.

Pero como dijo un sabio, “serás tan feliz como te atrevas a serlo”.

Deja un comentario